Por René Díaz*

México enfrenta grandes retos en su futuro próximo, uno de ellos se refiere a la salud pública, la cual se ve impactada por la creciente población, por los problemas de sedentarismo y obesidad, así como el incremento de la edad promedio.

Todo ello, representa una gran oportunidad  de desarrollo  para organizaciones de prevención, cuidado de la salud y bienestar. Es por ello que, cada día se desarrollan más negocios con distintas especialidades dentro del ramo, bajo el modelo franquicia.

Ya sea empresas de carácter preventivo como lo son gimnasios o centros especializados en nutrición, o de índole correctivo como clínicas, centros de atención al adulto mayor y hospitales. Todas ellas cuidan las variables fundamentales en su propuesta de valor al  paciente como son:

  1. Estructura de costos adecuada
  2. Excelente prestación de servicio.
  3. Programa de innovación permanente.
  4. Operación eficiente y sencilla.
  5. Cumplimiento de normas.

Si tu negocio está dentro del sector de salud y bienestar, y planeas llevarlo al modelo de franquicias, cuida que estos cinco aspectos fundamentales, puedan transferirse adecuadamente a tus franquiciatarios.

Acércate a Gallastegui Armella Franquicias, donde podemos asesorarte en cómo transformar tu negocio de la salud en un concepto atractivo y diferenciado para el inversionista.

*El autor es socio y director de la oficina norte en México de Gallástegui Armella Franquicias.

Nuestros Servicios:

Desarrollo de Franquicias

Comercialización de Franquicias

Registro de Marca

Artículos Relacionados:

Tipos de Franquicias.

La importancia de los contratos de franquicias.

Test: ¿Estás preparado para ser franquiciatario?