Aunque adquirir una franquicia puede parecer una forma simple de administrar tu propio negocio debes tener cuidado, hay emprendedores que desearon haber investigado más. Evita ser parte de las estadísticas de aquellos que apostaron por franquicias improvisadas y poco profesionales.

Ya sea que estés buscando abrir una hamburguesería, un gimnasio o incluso una tienda de ropa, te presentamos algunos consejos de oro que debes contemplar antes de dar el paso.

1.Franquicias de moda: un oximoron

Los emprendedores pueden verse atraídos por los negocios de moda, que parecieran minas de oro, sin embargo, el beneficio de una franquicia es realmente adquirir un modelo de negocio que ha demostrado su éxito durante cierto periodo. Que sabe cómo sortear distintas crisis internas y externas.

2.No compres una franquicia para “ser tu propio jefe”

La franquicia se basa en la conformidad y la uniformidad, no en la libertad. Como franquiciatario, realmente no tienes las riendas. Técnicamente puede ser el jefe de la unidad que operas, pero debe seguir los lineamientos del corporativo. La franquicia es similar, en muchos sentidos, a unirte al ejército en que vas a aceptar cumplir las órdenes, vas a usar el mismo uniforme y vas a marchar cuesta arriba juntos para lograr la misma misión.

3.No investigar

Antes de firmar un contrato que legalmente te vincule con una red de franquicias, puede ser una buena idea ver lo que otros dicen.

Platica con franquiciatarios de la red, incluso con otras marcas de franquicia para conocer la reputación de la marca en la que piensas invertir. Sus opiniones te ayudarán a entender qué aspectos de la franquicia merecen un examen cuidadoso

4.Evitar gastar en asesoría especializada

Firmar un acuerdo comercial de al menos 10 años (promedio que dura un contrato de franquicia), puede ser una pesadilla si no tienes clara cada cláusula y te aseguras de que no estás firmando un contrato leonino. No te ahorres la asesoría de un abogado especializado en el tema de franquicias, quien puede ayudarte a garantizar que el acuerdo es el adecuado para ambas partes.

Recuerda que nuestro equipo de expertos de Gallástegui Armella Propiedad Intelectual pueden asesorarte en temas legales, de contratos y marcas.

5.Imagina fallar

Se necesita confianza y entusiasmo para iniciar un negocio propio, incluso si se trata de una franquicia establecida. Mantener las esperanzas puede llevar a dejar de lado la idea de que podría fallar. Si crees que tu estabilidad económica y patrimonial no puedan sobrevivir a un fracaso comercial, no deberías iniciar un negocio, ya sea franquicia o independiente. Es importante tener una actitud positiva y optimista, pero no des el paso sin plantear el peor de los casos.

Nuestros Servicios.

Incubadora de negocio

Propiedad intelectual

Registro de marca 

Artículos Relacionados.

Franquicia exitosa: 5 cualidades para lograrlo

Indicadores que debes de revisar en tus procesos

Desarrolla el hábito de decir no