5 PREGUNTAS CLAVE QUE DEBES HACERTE PARA ELEGIR TU FRANQUICIA IDEAL.

La franquicia es un modelo de negocio que cada vez resulta más atractivo para cualquier tipo de inversionistas, por la confianza que inspira y sus innumerables beneficios. Sin embargo, al querer elegir una franquicia, nos encontramos con u gran abanico de opciones y posibilidades, que pueden nublar nuestro juicio y complicar la tarea de elegir aquella que se adapte mejor a nuestras posibilidades, gustos y aptitudes.

Así que antes de elegir una franquicia, te recomendamos plantearte una serie de preguntas, mucho más allá del beneficio económico y la rentabilidad de los negocios; ya que, a pesar de ser información muy relevante al momento de hacer una inversión, dentro de una franquicia existen otros aspectos a considerar igualmente valiosos, pues se trata del factor humano con cual te relacionarás.

1. ¿Cumplo con el perfil del Franquiciatario?

Como inversionistas es importante realizar una autoevaluación para encontrar nuestras fortalezas y áreas de oportunidad y entender a qué nivel nos adaptamos a el perfil de una franquicia. Esto va más allá de “lograr” que nos otorguen la franquicia, pues este perfil está pensado para que quien opere la franquicia realmente pueda tener el éxito esperado. Así que es indispensable evaluar si cumplimos con las características del franquiciatario ideal para la franquicia que nos interesa, formulándonos algunas preguntas en función del perfil que se requiere, como por ejemplo: ¿Cuánto tiempo estamos dispuestos a dedicarle a la operación y/o administración del negocio?, ¿es necesario que yo opere la franquicia o requiero de un gerente?, ¿realmente el concepto y giro del negocio me gusta?, etc.

2. ¿Qué asistencia me van a brindar?

La base y eje fundamental para el éxito de la franquicia radica en la asistencia técnica que se le brinde a los franquiciatarios; pues es a través de esta, que el franquiciante trasmite su experiencia. Por ello la importancia de conocer qué tipo de asistencia recibiremos, en que temas, por cuanto tiempo y en general cuál será el apoyo que como franquiciatario voy a recibir por parte del franquiciante.

3. ¿Qué contempla la inversión y existen otros gastos no considerados en ella?

Dentro del concepto financiero, muchas veces solo revisamos la rentabilidad y retorno de la inversión; pero es muy importante analizar y entender claramente el costo real que tendrá la franquicia. Debemos preguntar qué contempla y si existe algún otro gasto que no esté considerado en él, como puede ser habilitación del local, gastos por capacitaciones, etc. Esto con el objetivo de confirmar si contamos con dichos recursos o es necesario recurrir a algún medio de financiamiento (crédito, capital de riesgo, socios).

4. ¿Cuánto estoy dispuesto a invertir?

Una vez claros todos los requerimientos económicos y humanos de la franquicia, hay que evaluar cuanto se está dispuesto a invertir tanto en recursos propios, créditos, consideraciones adicionales y personales, etc.

5. ¿Existe empatía con el Franquiciante?

Pocas inversiones tienen un factor humano tan fuerte, al adquirir una franquicia empezamos a formar parte de una red, de una familia, adquirimos un compromiso con otra persona con la cual tendremos una relación comercial por el tiempo que dure el contrato de franquicia. Debemos ver que tanta empatía tenemos con el Franquiciante, si existe confianza y si comulgamos con sus valores, ética y forma de trabajar.

Así, como siempre platicamos con los inversionistas, NO EXISTE una FRANQUICIA IDEAL. La FRANQUICIA IDEAL para cada inversionista, será aquella que cumpla satisfactoriamente con todas sus expectativas y se adapte a su perfil.

En Gallástegui Armella Franquicias, podemos asesorarte para encontrar esa franquicia ideal para ti. Contáctanos y te ayudaremos a evaluar todo esto y más.