Por Gallástegui Armella Franquicias

¿Sientes que algo ya no funciona eficientemente en tu franquicia? No te preocupes, no significa que estás haciendo algo mal, hay diversas razones por las cuales vale la pena hacer un alto y revisar a fondo tus procesos y tu forma de operar para poder hacer ajustes y cambios estratégicos en manuales y documentación general de tu franquicia.

Prácticamente todas las franquicias pasan por este momento. De pronto las cosas simplemente dejan de dar los resultados esperados y te preguntas si acaso es el franquiciatario, el nuevo personal o algo mal ejecutado.

Lo primero a evaluar deben ser los puntos básicos de la operación de una franquicia:checklist-1622517_1920

  • Correcta ejecución de manuales.
  • Capacitación y asistencia técnica adecuada.
  • Evaluar si el problema no es particular de una unidad y empieza a suceder en diversos puntos de venta.

 

Una vez que corrobores que lo anterior está marchando de acuerdo con el plan original, te darás cuenta de que lo más probable es se trate de factores externos. Los más comunes pueden ser:

  • Cambios en el mercado.
  • Aumento de competencia.
  • Cambios en el mercado de insumos, baja en disponibilidad y accesibilidad.

Entonces lo importante aquí es analizar y detectar puntualmente donde se ubican las áreas de oportunidad de tu negocio para que hagas lo ajustes necesario y te reinventes.

Hace algunos años, se sugería revisar los procesos y lineamientos cada cinco años, pero hemos visto el dinamismo que existe en el mercado actuastock-1863880_1920lmente, por lo que ahora cada seis meses (o menos según la industria y el giro) es recomendable hacer una autoevaluación a la franquicia.

No tengas miedo al cambio. Te recomendamos acercarte con profesionales en la materia para que con su apoyo alcances las metas de tu franquicia.

Recuerda que en Gallástegui Armella Franquicias te apoyamos para evaluar tu negocio y ayudarte a redirigir tus estrategias.

Marcas mundiales como Subway y McDonald’s se han reinventado más de una vez para consolidarse en México.

Por ejemplo, el fracaso de Subway durante su primera llegada a México en la década de los noventa se debió a dos factores; un mal control del franquiciatario maestro, y a que el mercado no estaba listo para su concepto de negocio. En aquél tiempo en México la comida saludable no era la más demandada como ahora, muchos mexicanos decían que una marca estadounidense no podía vender tortas con éxito. Actualmente, Subway tiene más de 1000 unidades franquiciadas en todos el país y es una de las opciones de comida rápida saludables más demandada.

Pero también marcas mexicanas como Sushi Itto o Los Bisquets Bisquets Obregón han sabplan-3716541_1920ido innovar y mantenerse.

En el caso del restaurante de comida oriental, desde sus inicios tropicalizó el menú a los sabores y recetas que los mexicanos amamos. Acaso ¿alguna vez han visto fuera de México, un sushi con chile chipotle o empanizado?

Bisquets Obregón fue más allá de reinventar sus productos, esta empresa hizo una reingeniería en su estructura, a fin de optimizar las inversiones sin sacrificar la calidad. Hoy invertir en uno de estos restaurantes requiere un monto menor que en sus inicios.

Sin duda, estos ejemplos hacen reflexionar acerca de cuándo fue la última vez que analizaste hasta donde puede llegar tu empresa. Con tan solo evaluar lo básico de tu empresa, puedes hacer cambios que te lleven mucho más lejos.