Por Stephanía Gallástegui, directora de Administración y Finanzas de Gallástegui Armella Franquicias

Después de unos meses de euforia, con ventas nocturnas, buen fin, descuentos navideños y promociones de fin de año, siempre llega la difícil cuesta de enero. Época que pega en la cartera de nuestros clientes, y por lo tanto en las ventas e ingresos de nuestros negocios, al existir poco dinero en circulación y poco capital para invertir. Los meses de inicio de año, son especialmente difíciles para la mayoría de los negocios, en particular para aquellos que están empezando.

Seguramente todos hemos escuchado numerosos tips y consejos para salir avante de esta difícil etapa, sin embrago no todo es tan fácil, cuando debemos enfrentar la operación del día a día.

A continuación, te presentamos unas estrategias que podrían ayudarte para cuidar los gastos y mejorar los ingresos de tu negocio en esta época.

1.Analiza y planea: Lo primero que debes hacer es evaluar la situación financiera con la que terminaste el año y la que te espera para el que está iniciando. Si no tienes ya uno, elabora un presupuesto anual con el mayor detalle posible. Presta especial atención en las deudas que dejaste pendientes y en los ingresos proyectados a lo largo del año. Si es posible distribuye tus gastos de forma homogénea en los demás meses, dejando el mes de enero más holgado.

2.Liquida las deudas posibles: No sirve de nada “capitalizar” tu negocio postergando el pago de deudas de años pasados, pues lo único que generará será vicios financieros que oculten la realidad de la empresa a la larga. Es por ello que te recomendamos destinar parte de los ingresos de enero a cubrir la mayoría de las deudas anteriores, o bien aquellas con mayor carga de intereses.

3.Optimiza tus gastos y aprieta en cinturón: Todos los negocios tienen gastos mal manejados, que por menores que sean cuando se acumulan pesan en las utilidades de la empresa. Enero es un excelente momento para revisar este tipo de egresos y recortar lo más posible, evitando obviarlo como algo rutinario y buscando un ahorro sin afectar la eficiencia. Puedes revisar cosas como:

  • Gasto de luz: revisa lugares con iluminación excesiva, luces que se quedan encendidas cuando no se requieren, equipos que se pueden desconectar cuando no se usan, etc.
  • Transporte y viáticos: Realiza servicios mecánicos a tu flotilla, adquiere tarjetas de gasolina, planea los viajes con tiempo, fomenta el trabajo en equipo para compartir transporte; son algunas medidas que pueden ayudarte a reducir tu gasto en transporte hasta en un 20%

4.Mejores precios y publicidad: Finalmente, es importante atraer e impulsar las ventas para tener mayores ingresos. Aunque los descuentos es la primera idea que vendrá a tu mente, la mayoría de los negocios de la competencia hará lo mismo, por lo que te sugerimos otro camino. Por ejemplo, mejora tus condiciones con proveedores, busca aumentar tu margen de utilidad sin necesidad de subir precios, o bien maneja descuentos atractivos para ciertos sectores según tu giro y tu ubicación. Puedes ofrecer un 2×1 a estudiantes, o un 10% a adultos mayores, o una bebida de regalo en la compra de una comida completa; en fin, la idea es hacer las cosas distintas para diferenciarte de la competencia.

Asimismo, busca invertir en publicidad barata o gratuita (dentro del mismo negocio, en redes, volanteo) para atraer al mercado y de esta forma impulsar más tus ventas.

Sin duda la cuesta de enero es una etapa difícil para los negocios, pero con la debida planeación y conociendo a tus consumidores logarás sortear estos tiempos y alistarte para tener un gran año. Ten paciencia, organización y tendrás éxito.

Nuestros Servicios.

Comercialización de Franquicias

Desarrollo de Franquicias

Propiedad Intelectual

Artículos Relacionados.

Mundial: Aprovecha el evento en tu negocio

5 consejos para elegir la franquicia ideal para ti

¿Las franquicias son para ti?