¿Qué es y por qué importa el punto de equilibrio?

Por Stephanía Gallástegui, CFO de Gallástegui Armella Franquicias

Para cualquier empresario es primordial tener utilidades, pero muchas veces se dan cuenta que no están generando las utilidades suficientes o esperadas, sus ventas no están creciendo o sus gastos son muy altos. En realidad, lo que pasa es que desconocen uno de los parámetros base de cualquier negocio: el punto de equilibrio.

Puede sonar un término complicado, en realidad es sencillo y conocerlo es una medida clave para poder detectar rápidamente la estabilidad financiera de un negocio. Es decir, si está ganando o perdiendo dinero, si está obteniendo las utilidades esperadas; o en su caso entender cuando se esta en meses de recuperación, que se opera por debajo del punto de equilibrio y debemos mantener cierta estrategia.

La gran mayoría de los empresarios hoy en día, desconocen su punto de equilibrio ya sea en dinero o en días de trabajo. El no tener punto de equilibrio puede llevar al cierre de los negocios, pues existen casos que las empresas están vendiendo por debajo de sus costos, sin saberlo. Es por ello la importancia de conocer a fondo este indicador, pues te permitirá administrar mejor tu negocio.

La fórmula para calcular el punto de equilibrio es muy sencilla: Gastos fijos entre utilidad bruta sobre las ventas

Lo importante es conocer cómo obtener estas variables.

  1. Gastos fijos: Serán todos aquellos gastos que deba incurrir un negocio, sin importar su nivel de producción o ventas. Es decir, que se deben pagar sí o sí. Por ejemplo; luz, teléfono, renta, agua, sueldos.
  2. Utilidad bruta: Es la ganancia que obtienes de cada venta, es decir el precio al que vendes, menos el costo de compra de este producto o servicio.
  3. Ventas: El total facturado por tus productos o servicios.

Con esto podrás obtener el monto en dinero que debes vender para mantenerte en equilibrio, es decir que no ganas ni pierdes, solo cubres tus costos y gastos y no te quedan utilidades. Naturalmente, ningún negocio quiere mantenerse así, la idea es conocer este parámetro para poder entender en que punto comenzaremos a tener utilidades y cuándo estamos en riesgo, por lo tanto debemos implementar las estrategias adecuadas de recorte de gastos y/o impulso a las ventas, para recuperarnos.

Asimismo, el conocimiento de estos términos permite al empresario fijar metas claras de ventas y utilidades. Pues si se define que se quiere obtener una utilidad mensual establecida, podemos entonces encontrar el monto de ventas mensuales que debe facturar para alcanzarlo. Gastos fijos más utilidad esperada y el resultado dividirlo entre el margen bruto* 

Si hay modificaciones en los gastos o en los costos, dichos parámetros se modificarán y por lo tanto el punto de equilibrio y demás factores variarán. Por lo cual es importante siempre entender el punto de equilibrio desde varios escenarios posibles de acuerdo con cada giro y negocio.

Cuanto mayor información tenga el empresario en estos términos, el punto de equilibrio será mucho más robusto, exacto y preciso y por lo tanto le permitirá tomar mejores decisiones sobre el rumbo de su negocio.

*margen bruto=utilidad bruta sobre ventas.