Por Juan Manuel Gallástegui

Mucho se ha escrito sobre la posibilidad de que el TLCAN pueda suscribirse en breve, se suspendan las negociaciones, o entre a una fase complicada dada las últimas decisiones del gobierno de los Estados Unidos de imponer aranceles al aluminio y al acero, y las correspondientes reacciones de México y Canadá.

¿El sector franquicias podría ser seriamente afectado por la posible cancelación de este tratado comercial?.

En mi opinión desde luego que hay una afectación en el sector en lo general, en tanto se afecta la economía nacional, afectación que será más grave para aquellas franquicias que dependen de productos o insumos de importación.

Algunos de ellos podrían tener aranceles, resultado de la reacción legítima del gobierno mexicano; otros se verán afectados pues un efecto inmediato ha sido el incremento en el precio del dólar con las naturales consecuencias en costos para muchas empresas.

Tratándose de importaciones afectadas por el arancel, es importante buscar y desarrollar nuevos mercados como Europa y Asia.

Lamentablemente no hay solución para el riesgo cambiario. No obstante, en lo particular, no veo una razón específica y definida por la que el sector franquicias resulte dañado como consecuencia de que las negociaciones del TLCAN, se empantane o de plano este nunca llegue a firmarse.

*El autor es CEO de Gallástegui Armella Franquicias.

Nuestros Servicios.

Incubadora de negocios

Internalización de franquicias 

Registro de marca 

Artículos Relacionados.

Cómo renovarte sin perder la esencia de tu marca 

Circular Oferta de Franquicias: Puntos básicos

Franquicia exitosa: 5 cualidades para lograrlo