El registro de marcas es uno de los elementos más importantes de cualquier empresa,  Por medio de ella, le permite distinguirse frente a la competencia y se traduce en la aceptación, preferencia y lealtad de los consumidores, convirtiéndose así, en uno de los principales activos de la misma.

Por lo tanto, podemos decir que se trata de un elemento esencial que requiere de una adecuada protección, con el fin de que nadie más pueda usarla sin autorización de su titular. Pero, ¿cómo debes llevar a cabo su adecuada protección?

Nuestros expertos, Ana Sofía Gallástegui y Manuel García Torres Trueba, comparten los errores más comunes a la hora del registro de marcas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), y que ocasionan graves dificultades a largo plazo:

1. Clasificación incorrecta.
Existen 45 clases de marcas. Por lo que, es importante identificar en qué clasificación se encuentra la tuya, y saber cuál es la descripción que deberás insertar en la solicitud de los productos o servicios que proteges para su correcto registro y protección.

2. Incongruencias en derechos de uso.
Con frecuencia ocurre que la marca la usa una persona moral y el registro está a nombre de una persona física.

3. Marca caduca.
“Si la marca que registraste es una marca mixta (marca con logotipo) y por alguna razón ha cambiado el diseño, esa marca carecerá de uso y por lo tanto deberás registrar el nuevo diseño. Por eso recomendamos que se registre la marca nominativa (nombre), no solo la mixta, así conservas la antigüedad de la marca y su valor a lo largo del tiempo”, explica Manuel García.

4. Falta de administración de marca. Es otro error frecuente. Entre otras cosas que implica la administración, es la renovación de las marcas. ¿Sabías que el registro de tu marca tiene vigencia de 10 años? Pasado este plazo, si no la renuevas pierdes el derecho de protección.

“Aparentemente, el registro de marcas se trata de un trámite sencillo, sin embargo, debe llevarse a cabo cuidadosamente y de preferencia por profesionales que conozcan la materia, ya que, un pequeño error puede llegar a costar más que el pago de derechos por el trámite de registro, puede derivar en algún conflicto con terceras personas o incluso terminar con la pérdida de la marca”, explica Ana Sofía Gallástegui.
Además, complementa la experta, contar con un despacho de abogados especializado en marcas, te permite contar con los servicios, no solo de administración sino de una planeación estratégica para el registro de tus marcas. Así mientras tú te ocupas del negocio, ellos protegen tu marca.

Si quieres asesoría sobre el registro de tu marca, contáctanos: info@gallasteguipi.com

Nuestros Servicios:

Desarrollo de Franquicias

Propiedad Intelectual

Registro de Marca

Artículos Relacionados:

La Importancia de Proteger tus Ideas…

Errores más comunes de emprendedores y PyMEs al proteger sus ideas.

¿Vale la pena registrar mi marca?